martes

Chipirones en Salsa


Más pequeño que el Calamar, el Chipirón goza de un sabor suave y una textura tierna. Se alimenta de peces y crustáceos principalmente y se adapta a una gran variedad de recetas de cocina. El sabor a mar está garantizado.



 Ingredientes: 

  • 1 Kilo de Chipirones 
  • 1 Cebolla 
  • 1 Pimiento Verde 
  • 1 Pimiento Rojo 
  • 1 Tomate maduro 
  • 2 Dientes de Ajos 
  • 1 Vasito de Vino Blanco (yo le puse manzanilla, pero cualquier otro de vuestra tierra viene bien) 
  • 1 Hoja de Laurel 
  • Sal 
  • Pimienta Negra Molida 
  • Nuez Moscada 
  • Aceite de Oliva Virgen Extra 


Elaboración: 

Limpiar y lavar bien los chipirones por dentro y por fuera. Escurrir y reservar.

Picar menudas todas las verduras. Reservar.

Poner al fuego una sartén con una cucharada de aceite. Cuando esté caliente poner los chipirones y dar unas vueltas hasta que cambien de color. Un par de minutos como mucho. Sacarlos y reservarlos con el caldo que hayan soltado.

Volver a poner la sartén al fuego con un poco de aceite y sofreír todas las verduras menos el tomate. Añadirlo cuando la verdura ya esté casi sofrita. Sofreír hasta que se consuma el agua del tomate y añadir entonces el vino y el laurel y esperar unos minutos que se evapore el alcohol.

Echar los chipirones, la sal, la pimienta y la nuez moscada; mantener al fuego unos minutos para que se mezclen los sabores, no mucho tiempo para que los chipirones no suelten mucho líquido y encojan.

Apartar y dejar reposar un par de minutos antes de servir.

Vais a repetir, seguro.

Alboronía

"La Alboronía es uno de los platos mas deliciosos que nos ha dejado el legado Andalusí. La palabra alboronía viene del vocablo árabe al-baraniyya que significa cierto manjar, y efectivamente es un autentico manjar este guisado de berenjenas como también se le suele llamar. 

Existe una leyenda que nos cuenta que la palabra alboronía proviene del nombre de la princesa Al-Buran ya que este plato se preparó por primera vez el día de su boda. 

Independiente del dudoso origen del nombre del plato, lo que si se sabe es que los ingredientes que formaban parte de este original guiso, en aquellos tiempos, eran berenjenas, ajo, cebolla, calabaza y frutos secos triturados, como almendras, nueces o avellanas."
(Grupo Gastronómico Gaditano)






Una vez conocido (aproximadamente) de donde proviene el nombre del plato, solo me resta decir que esta delicioso, que es muy sano y sobre todo muy ligero, ya que todos sus ingredientes son vegetales. Y por supuesto, pasaros la receta.

3 Berenjenas Grandes
1 Calabacín Grande
3 Tomates Hermosos
2 Pimientos Italianos
1 Cebolla Grande
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Azúcar

 Picar menuda la cebolla y el pimiento y pochar en aceite caliente. Mientras se pocha cortamos en dados la berenjena y el calabacín y lo añadimos.

Pasados unos minutos echamos la calabaza también en cuadraditos y los tomates rallados. Incorporamos la sal y medía cucharadita de azúcar. Removemos bien y tapamos la cazuela.

La dejamos cocinar unos quince minutos removiendo de cuando en cuando.

Luego añadimos la cucharadita de pimentón, removemos y dejamos unos cinco minutos más.



Comprobar que todas las verduras estén en su punto, si no fuera así dejarlo un poco más.

miércoles

Sardinas Aliñadas


Dicen que los meses que no llevan "R" son los idóneos para consumir sardinas. Junio no la lleva, y hoy en la pescadería las tenías bien gordas y llenitas, frescas frescas. Así que ese ha sido hoy nuestro almuerzo: Sardinas asadas en el horno y cubiertas de un aliño de picadillo. Deliciosas!!

Ingredientes:

  • Sardinas
  • Aceite de Oliva
  • Sal


Para el picadillo de veduras:

  • Tomates
  • Cebolletas
  • Pimientos
  • Pepinos
  • Aceite de Oliva
  • Vinagre de vino de Jerez (o el que más os guste o convenga)
  • Sal


La preparación es bien sencilla:
Quitar las cabezas a las sardinas y limpiar bien de escamas y tripas.
Cubrir una bandeja de horno con papel de alumino, aceitarlo y esparcir un puñadito de sal. Colocar las sardinas y añadirle más sal por encima
Introduci al horno medio-alto (200ª) unos 15 0 20 minutos, Vigilar para que no se pasen.

Mientra se asan las sardinas preparamos el aliño de picadillo.
Cortamos todas las verduras muy picaditas y aliñamos al gusto con la vinagreta de aceite, vinagre y sal.

Sacamos las sardinas y las colocamos en una bandeja, dejamos templar un poco y las cubrimos con el aliño de picadillo.

Se pueden consumir en el momento o dejarlas en el frigo hasta que estén bien fresquitas.

Os lo digo: De rechupete.

martes

Ensalada Templada De Salmón Fresco




Esta ensalada está deliciosa. Se puede tomar tal cual o con un poco de salsa mayonesa. Os la recomiendo.

Ingredientes:
  • 300 grs. de Salmón fresco sin piel ni espinas
  • 3 Patatas Medianas
  • 4 Dientes de Ajo
  • 2 Pepinillos en Vinagre
  • 1 Cucharada de Alcaparras
  • 2 Cucharadas de Vinagre de Jerez
  • 4 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal 





Elaboración:

Poner a cocer las patatas enteras en abundante agua.

En un recipiente poner a calentar un litro de agua con una cucharada de sal. Cuando comience la ebullición introducir el salmón, bajar el fuego y mantener dos minutos. Retirar del fuego, dejar reposar un minuto y sacar el salmón. (El pescado no debe cocinarse mucho para que no se pase). Mantener caliente.

Pelar las patatas y colocarlas cortadas en rodajas en una fuente. Salar.

Separar el salmón en lascas y colocar encima de las patatas.

Laminar los ajos y dorarlos en una sartén con el aceite. Cuando estén a punto de dorarse retirarlos del aceite y reservarlos.
Con este aceite y con el vinagre hacer una vinagreta y verter por encima del salmón y las patatas.

Picar los pepinillos, mezclar con las alcaparras e igualmente poner por encima del salmón y las patatas.

Por último ponerle los ajos fritos.




Buen Provecho

lunes

Cabrillas

Particularmente no me gustan ni las cabrillas ni los caracoles. Soy incapaz de llevarme uno a la boca, pero a mi familia sí que les gustan, así que yo no tengo ningún reparo en cocinarlos, aunque éso sí, sin probarlos. Ellos son los que me indican si están en su punto.

Esta receta me la transmitió la abuela de mi marido, que a su vez la recibió de su suegra que regentaba una venta en las afueras de la ciudad.

Ingredientes:
  • 1 kilo de Cabrillas
  • 150 grs. de Chorizo
  • 200 grs. de Jamón Ibérico
  • 2 cebolla mediana
  • 6 diente de ajo
  • 3 Tomates triturados
  • 1 guindillas (si se quiere)
  • 1 Vaso de Vino Manzanilla
  • 2 Cucharadas de Especias para Caracoles
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Perijil
  • Sal


Las cabrillas, al igual que los caracoles, hay que dejarlos ayunar durante un día para que suelten las impurezas. Para ello se dejan en un recipiente que esté ventilado (puede ser un colador grande) y tapado.

Después del ayuno se lavan varias veces bajo el grifo.

A continuación se meten en una olla y se cubren de agua fría. Se ponen a fuego lento procurando que hierva despacio, hasta que todos estén fuera de las conchas (si el fuego está fuerte, se esconden dentro de ella y no salen).

Dejar hervir unos diez o doce minutos, apartar del fuego y tirar el agua.
Lavarlos de nuevo y reservar.

Picar la cebolla, los ajos, el jamón y el chorizo.
En una cacerola poner a calentar el aceite y refreír en él la cebolla y los ajos picaditos.
Cuando estén refritos añadir el jamón y el chorizo, darle unas vueltas e incorporar el vino, el tomate triturado las especias, el perejil y las cabrillas.


Dejar hervir a fuego medio durante una media hora. La salsa tiene que quedar espesita.

Se come con pan blanco para mojar en la salsa.

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin