Angüelas


Ya huele el aire a Incienso, a Flor de Azahar, a Miel....

Típico de la Semana Santa es, desde antiguo, elaborar platos dulces cuyo único objetivo era sustituirlo por los alimentos prohibidos (carne por ejemplo) por la iglesia, durante la cuaresma.
El Bacalaco con Tomate, Las Espinacas, los Pestiños, las Torrijas y las Angüelas, no faltaban estos días en casa cuando yo era pequeña. Y en la mía ahora tampoco.
Las Angüelas son típicas solamente de mi ciudad. He buscando en infinidad de recetas de cocina y jamás la he encontrado, aunque sí una parecida, las Hojuelas, pero no es igual.
Esta receta la tengo heredada de la hermana de mi bisabuela, que en su época se dedicaba a hacer dulces tanto en Semana Santa como en Navidad por las casas, porque era (dicen) una excelente cocinera.
Y ése era su brabajo. Cualquier hogar la solicitaba y se pasaba allí todo el día haciendo dulces. Previo pago claro. La llamaban"La Chacha María".
Espero que os guste.

Ingredientes Para La Masa:
(La medida que vamos a tomar como base es la capacidad de un huevo vacio, así que lo perforamos por una punta y lo vaciamos. Agrandamos un poco el agujero para que nos sea más fácil medir los ingredientes y listo.)
  • 6 Huevos.
  • 6 Medidas de Huevo de Aceite de sabor suave.
  • 3 Medidas de Huevo de zumo de Naranja Agria (si no hay pues de las normales, pero lo suyo y lo que le da la gracia son las agrias).
  • Un poco de Vainilla en polvo.
  • Una pizquita de Sal.
  • Un poco de Canela Molida.
  • La ralladura de medio Limón y Media naranja.
  • Harina (la que admita la masa, suele ser más o menos un kilo o kilo y cuarto)
Ingredientes Para Freirlas:
  • 3 Litros de Aceite.
Ingredientes para bañarlas:
  • 1 Kilo de Miel
  • 100 grs. de Azúcar
  • Agua.
Elaboración:

Cascamos los huevos en un bol (ya sabemos que uno nos tiene que servir de medida)
Añadimos las 6 medidas de aceite, las tres de zumo de naranja agria y batimos un poco.
Incorporamos los demás ingredientes y le vamos echando la harina poco a poco hasta formar una masa que no se peque a los dedos, pero que tampoco esté muy espesa.


La dejamos reposar durante media hora más o menos.
Vamos tomando porciones de la masa y con el rodillo hacemos unas lenguas muy finas. Tienen que quedar casi transparentes.



Ponemos a calentar el aceite y cuando esté caliente freímos en él un trozo de cáscara de naranja y otro de limón.
Ya fritos los retiramos y desechamos.

Conforme vamos haciendo las lenguas de masa las vamos incorporando al aceite caliente. Se echan tal cual, y cuando suben un poco a la superficie se doblan con un tenedor.



Ponemos a calentar la miel con el azúcar y el agua y cuando llegue a ebullición, bañamos en ella las angüelas de una en una, sacándolas rápidamente a una fuente.



Al momento de servir se pueden rociar con un poco más de miel si se quiere.

15 comentarios:

  1. Hija mía, profesional, totalmente "pofesioná".

    Me ha gustado mucho tu blog de cocina.

    Volveré. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Amiga mía!

    Ahora sí pude ingresar... y créeme que es una mezcla de sentimientos encontrados... porque es una delicia lo que ven mis ojos, y daría cualquier cosa por probar lo que cocinas. Pero al mismo tiempo, por razones que tú conoces, no puedo pensar en glotonerías con tan deliciosos dulces...

    Cada blog tuyo es tan bueno como los demás. Felicidades!


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Para quitarse el sombrero, olé, olé y olé por la hermana de tu bisabuela y a tí gracias por mantener esa tradición.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, que me parece a mí que tú eres de estos lares.

    Vuelve cuando quieras "miarma".

    ResponderEliminar
  5. Moreno, que yo te puedo preparar todas las recetas pa que puedas probarlas, que trucos en la cocina hay para dar y regalar.

    Gracias por tus palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes tú Pedro, que a los "cocinitas" nos gusta mantener la tradición.

    Otro beso para tí.

    ResponderEliminar
  7. Pues mira por donde!ya sabemos tus genes culinarios,de la hermana de tu abuela,pues "chapo" por ti,porque si ella era buena cocinera,en estos tiempos tú la superas,es para sentirse orgullosas de ti.
    A mi me encantan tus platos,hay veces que me paso a ver y me paso el rato mirando solo la foto.

    BESOSS!

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    te quieres creer que es la primera vez que lo veo y oigo ese nombre? y eso que soy de Sevilla
    Pues no sabes coo te lo agradezco, que hayas compartido con nosotros esta receta, estas las hago, es que me pierden todas las recetas de las abuelas y ademas de mi tierra
    un beso
    tere

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla por favor...! aqui me tienes leyendome todo...tendré que dejar algo para mañana. Venfré a verte siempre que saque un huequin...Que placer. Esto de internet es la pera, podernos conocer...Felicidades y un abrazo grande tienes recetas maravillosas .

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla por favor...! aqui me tienes leyendome todo...tendré que dejar algo para mañana. Venfré a verte siempre que saque un huequin...Que placer. Esto de internet es la pera, podernos conocer...Felicidades y un abrazo grande tienes recetas maravillosas .

    ResponderEliminar
  11. Que maravilla por favor...! aqui me tienes leyendome todo...tendré qeu dejar algo para mañana. Venfré a verte siempre que saque un huequin...Que placer. Esto de internet es la pera, podernos conocer...Felicidades y un abrazo grande tienes recetas maravillosas .

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por tu mensaje amiga, me gustaria poderte decir que mi hijo esta ya recuperado, pero desgraciadamente es imposible, no tiene cura. Lo que pasa es que estaba estos dias algo mal, porque me dieron la mala noticia de que aún esta peor de lo que yo pensaba hasta ahora.
    Y habalando de otra cosa, me gusta mucho esta receta, ¿es tipica de Sevilla? la voy a hacer.

    ResponderEliminar
  13. hay amiga, llegué para la última anguela, las pascuas 09 las pasaré en sevilla, ya estoy programando el viaje... pero esta vez me quedaré pa la feria. saludos y buenavida, donbeto

    ResponderEliminar
  14. Vaya, una receta de las de toda la vida. Recuerdo a mi abuela haciéndola en Semana Santa, junto con las torrijas y los pestiños (soy de al laito tuya, Alcalá).
    Bravo por la cocina de siempre sin sprays de champiñones ni nitrógeno a la hierbabuena. Ollas y cuchara, alimentos frescos y mucho amor.

    Besos, paisana!!!

    P.D: si tienes la receta de las "espoleás" te agradecería que la pusieras algún día.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo, chiquillo, que yo también soy "darcalá". Dime quien eres que puede que hasta nos conozcamos.

    Y vuelve cuando quieras, que esta cocina tiene las puertas abiertas "pa tí".

    Un abrazo

    pd: Claro que tengo la receta de las poleás. Las voy a poner en el próximo post.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin